LAS CASAS DEL ESPACIO IMPRESAS EN 3D

Gracias a la impresión 3D comenzamos a materializar la idea de la vida en el espacio.

La NASA lanzó un concurso, «3D Printed Habitat Challenge», el cual ya tiene ganador. Se trata de una estructura vertical impresa en 3D que puede levantarse «in situ» en menos de 30 horas y está fabricada con material biodegradable. El proyecto, llamado MARSHA (Mars Habitat), es obra de la empresa AI Space Factory, que se ha impuesto ante otros 60 participantes. Se considera que cumple mejor los requisitos de facilidad de construcción, resistencia y durabilidad. No se requiere la intervención de ningún equipo humano y el material se compone de un biopolímero de basalto.

Infografía de viviendas impresas en 3D del Proyecto Marshall. Fuente: National Geographic

La impresión 3D, como muchos conoceréis, dispone de muchas ventajas. En este caso la mayor fortaleza que proporciona es la capacidad de construcción autónoma. Estas viviendas marcianas podrían construirse mediante un brazo telescópico vertical conectado a un rover estacionario durante todo el proceso de construcción. Su diseño permite ahorrar costes, ya que puede levantarse directamente en suelo marciano con materiales que puede conseguirse con facilidad en dicho planeta. Su proyecto se caracteriza también por la levedad de la huella ecológica que se pretende dejar en el planeta marciano, para no intervenir en su ecosistema. AI Space Factory ha resuelto esto pensando en la reutilización de los materiales de impresión 3D, esta vez aquí, en la Tierra, en otro proyecto llamado TERA.

Proyecto Tera en el planeta Tierra. Fuente: AI Space Factory.

La estructura contaría con un espacio de 34 metros cuadrados con un laboratorio y una cocina. En el interior, se suponen unas escaleras que proporcionarían a la vivienda un acceso a las distintas zonas habitables. Dispondría también de varias ventanas que proporcionarías luz y mejor habitabilidad al espacio, con unas condiciones más similares a nuestra vida en la Tierra. MARSHA ha sido ideado para aislar los espacios habitables de la expansión y contracción producidas a raíz de la presión atmosférica, las tensiones estructurales, el brusco cambio de temperatura y la radiación solar da la superficie marciana. Las casas del espacio impresas en 3D deben cumplir unos requisitos técnicos complejos como estos y enfrentarse a otros retos como dar solución al destino de las heces. Por inusual que parezca darle importancia, se trata de muchas bacterias que no se deben dejar en un ecosistema nuevo y todavía desconocido por desconocimiento de las posibles consecuencias.

Interior de una vivienda del Proyecto Marsha.

Las casas del espacio impresas en 3D se construirán según el siguiente proceso, que AI Space Factory ha tenido que recrear a una escala de 1/3 en sus instalaciones.

Aprende otras curiosidades sobre impresión 3D en nuestro BLOG.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp